CRUCIFICADO DE LAS ANGUSTIAS

Escultura en madera policromada, de 90 x 61 cm.

Se atribuye al Maestro de San Pablo de la Moraleja a comienzos del siglo XVI.

Procesionaba antiguamente como cruz guía de la Archicofradía.

Desde el punto de vista estilístico la talla encaja dentro de la peculiar producción del llamado Maestro de San Pablo de la Moraleja, por un personal estilo de gran fuerza expresiva en el que resaltan rostros muy alargados con barbillas salientes, ojos y bocas caídas y expresiones ausentes.

La escultura ha sido restaurada recientemente en el Centro de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Castilla y León, y por sus características formales y su cronología ha sido considerada como uno de los más antiguos crucifijos procesionales del tiempo de Pasión en Medina del Campo.

Ha sido en una ocasión pieza del mes en el museo de la ferias de Medina del Campo, como pieza que procesionó por primera vez en una Semana Santa Medinense en el siglo XVI.

Actualmente se encuentra en la Sacristía del Altar Mayor de la Iglesia Colegiata de San Antolín, volvió a procesionar como cruz guía de la Archicofradía en la magna procesión extraordinaria, que se celebro en el año 2017, con motivo del 450 aniversario de la fundación de Archicofradía, desde entonces acompaña a la Patrona en la tarde noche del Viernes de Dolores, como cruz guía.