FESTIVIDAD DE LOS DOLORES

Según marca el calendario litúrgico cristiano. Por dos veces durante el año, la Iglesia conmemora los dolores de la Santísima Virgen, uno es el de la Semana de la Pasión y se le dedicamos Nuestra Señora de las Angustias y otro el 15 de Septiembre, que se le dedicamos, con total devoción a nuestra segunda imagen titular, Nuestra señora del Mayor Dolor.

Conmemoramos los dolores de la Virgen María, con una eucaristía, en el altar mayor de la Iglesia Colegiata, para los cofrades y devotos de la Virgen María, bajo la advocación de Nuestra Señora del Mayor Dolor.

Una vez acabada la eucaristía, da lugar al devoto besa pies de la Virgen.