CUSTODIA

Esta echa al servicio de las funciones litúrgicas que tuvieran lugar en la capilla de la cofradía, se conserva hoy en la sacristía de la Colegiata, se trata de  una custodia de las denominadas de tipo sol.

La pieza tiene una base alta, decorada con motivos vegetales repujados, de donde arranca el astil, donde se concentra toda la ornamentación.

Sobre un pequeño cilindro decorado con ces y compartimentado se eleva el nudo con forma de tronco de cono invertido, con el mismo tipo de adornos, y unos pequeños gallones de la parte baja y formas de tronco de cono invertido, con el mismo tipo de adornos, y unos pequeños gallones en la parte baja y formas ovales sobre ellos.

Dos pequeños toros dan paso al vástago final, decorado con pequeños gallones y molduras, para rematar en un viril liso, rodeado alternamente de rayos lisos rematados en estrellas de seis puntas junto a otros flameados mar cortos. Se corona con una cruz desnuda de la que pende un sudario.

Como curiosidad, la custodia está hecha de igual manera, que la corona de plata de la Virgen de las Angustias, con los mismos rayos y las mismas estrellas de seis puntas.

La parte baja de la base aparece recorrida por una inscripción donde se lee: «ESTA CUSTODIA ES DE LA COFRADÍA DE NUESTRA SEÑORA DE LAS ANGUSTIAS DE MEDINA DEL CAMPO RENOBOSE ANNO DEL NACIMIENTO DE NRO SEÑOR DE 1665 AÑOS». La indicación de la renovación puede aludir tanto a una reforma general que llevara aparejada su fundición total para hacer una nueva pieza, o la reparación de alguna de sus partes más significativas. La parte inferior de la base aparece punzonada, con el fiel contraste de la villa con la armas de Medina y con buriladas.

La obra encaja en el tipo tradicional de custodia que se extiende por Valladolid en el siglo XVII, y recuerda alguno de los modelos que realizara el platero vallisoletano Juan Lorenzo, aunque éste falleciera en 1641.

Durante los meses de Marzo y Abril, de 2017, se expone en el Museo de las Ferias, de la Villa, como obra destacada, junto con el cáliz de la Archicofradía.

En el año 2017, y por motivo del 450 aniversario de la fundación de la Archicofradía, se acuerda recuperarla, para el novenario en honor a nuestra adorada y querida Madre, La Virgen de las Angustias, Patrona y Alcaldesa perpetua de la Villa.