CARROZAS

En la actualidad la Archicofradía de Nuestra Señora de las Angustias, dispone de dos carrozas, y dos andas, sobre las que procesionan, nuestras dos imágenes titulares.

CARROZA DE LA VIRGEN DE LAS ANGUSTIAS.

Desde 1956 Nuestra Señora de las Angustias procesiona en una carroza de madera de nogal. Obra del escultor Gonzalo Macías.

Dicha carroza está compuesta por una filigrana tallada con motivos vegetales en su parte baja, y diversos animales mitológicos.

En los costados derecho e izquierdo podemos encontrar los sagrados corazones de Jesús y María, mientras que el frontal podemos percibir el escudo de Medina del Campo y en la parte posterior la cruz desnuda con el sudario, símbolo de la Archicofradía.

A ambos lados del trono donde se coloca la imagen podemos observar dos escenas en relieve que representan el “Camino del Calvario” y el “Descendimiento”.

img_0449

Completa el conjunto la cruz y un sudario. La cruz original de la carroza, “La Cruz Relicario” (conocida popularmente como la “Cruz de los Espejos”) estaba formada por tallas y vidrios tras los cuales había reliquias de distintos santos. En la actualidad dicha cruz, se encuentra en la capilla de Nuestra Señora de las Angustias.

Posteriormente se cambió por otra cruz más grande también de madera de nogal.

A lo largo de los años ha lucido varios sudarios. Todos ellos bordados artesanalmente. El que acompaña a la carroza en la actualidad está pintado a mano en sus extremos por la Madres Carmelitas Descalzas. Y lleva estampado a cada lado las letras Alfa y Omega del alfabeto griego. Es la manera en que se denomina el nombre de Dios, donde Alfa es la primera letra y Omega la última:

El que Dios se llame por esas dos letras recalca que antes de Dios no había ninguno y no habrá ninguno después.

9193_1074474019270091_1479976554059933511_n

La carroza de madera, cruz y talla es soportada por una estructura metálica (antiguo Chevrolet modificado a tal fin) cubierta por unas faldillas de terciopelo enmarcadas con una cinta dorada y a los lados llevan bordadas en letras de hilo de oro el nombre de “Archicofradía de Ntra. Sra. de las Angustias”.

Realzan la carroza cuatro, faroles, de gran dimensión, tallados en madera, de los cuales salen, cuatro brazos, con una luz, más suave, que la que llevan, en el medio, y hacen que este conjunto escultórico, sea más impresionante aun. Dichos faroles van apoyados, en columnas, también talladas, como el resto de la carroza.

La parte trasera de la carroza, tiene un gran mural, pintado a mano, con motivos de animales mitológicos, como en sus laterales, y en la parte de la cruz  dos Ángeles, situados en sus laterales.

Originalmente, la carroza iba empujada desde dentro por cofrades, pero en los años 90, se colocaron 6 barras laterales para que pudieran participar más cofrades. En la procesión del Viernes de Dolores del año 2.015 se ha recuperado esta costumbre y ha procesionado, como en sus orígenes con los cofrades por la parte interior. Y el Viernes Santo seguirá saliendo con las barras y los cofrades por la parte exterior.

En el año 2.009 se procedió a la restauración total de la carroza. Desmontando toda la estructura, incluidos los 4 faroles que lleva en los extremos. Se desinfectó para sanearla de termitas y se decapó toda la madera, procediendo a darle un nuevo baño de tinte y barniz para su protección y conservación, siempre respetando los tonos originales. Así mismo se cambió toda la instalación eléctrica para realzar más a la imagen y a las tallas que forman esta obra de arte.

ANDAS DE LA VIRGEN DE LAS ANGUSTIAS.

Se crean en el año 2017, de la mano de dos cofrades de la Archicofradía.

En un primer momento, se hacen pensando en la procesión extraordinaria conmemorativa del 450 aniversario de la Archicofradía, para que la imagen saliera como salía en sus orígenes, es decir, portada a hombros.
 Realizadas en madera de nogal, sin grandes adornos, solamente el corazón sangrante de María, atravesado por 7 dagas, que tanto caracteriza a la Archicofradía.

Cada uno de los varales, que poseen estas andas, , cuentan con 8 plazas para poder portarla por un máximo de 16 cofrades devotos de Ntra. Sra. de las Angustias.

También forma parte del conjunto procesional de estas andas, la cruz relicario que desde sus orígenes también acompaño a la imagen de la virgen de las Angustias.

CARROZA DE LA VIRGEN DEL MAYOR DOLOR
En 2.005 tres cofrades confeccionaron una humilde pero honrosa carroza de tiro, para poder sacar la imagen del al Virgen ese año en la procesión del Viernes Santo.

En 2.014 la carpintería artesanal “Hnos. Morán” de la localidad de Medina del Campo, construye una carroza más acorde a esta imagen.

Se respetan las dimensiones de la anterior para poder utilizar alguna pieza de la misma, aunque se eleva unos centímetros.

En un principio se pensaba usar la estructura interna pero, al comprobar que tenía carcoma se construyó una nueva de metal más resistente y ligero.

Para la carroza se utiliza madera de cerezo y aliso americano y se intenta guardar la mayor similitud posible con la que porta a Ntra. Sra. de las Angustias.

También lleva una filigrana tallada con motivos vegetales. En su parte frontal se percibe el escudo de Medina del Campo, también tallado y en la parte posterior y laterales, se recuperan las tallas de D. Miguel Gómez que representan dos corazones atravesados por siete puñales, que simbolizan los Siete Dolores de la Virgen a los laterales y un corazón atravesado por una espada en la parte posterior. Las tres piezas van colocadas sobre unos plafones incorporados a la propia carroza.

El trono fue cedido por la Cofradía de “Nuestro Padre Jesús Atado a la Columna” en 2.005. Se trata de una peana en la que destacan tallas de ángeles de medio cuerpo y algún motivo floral del mismo color que la carroza y con adornos dorados. Esta peana fue utilizada por la Archicofradía como andas de madera para portar a la Virgen del Mayor Dolor el Jueves Santo en la procesión de la “Vera Cruz” hasta el año 2.013. Y a su vez se encajaba en la antigua carroza, que servía como trono de la misma. En la actualidad, esta peana ha quedado fija en la nueva carroza, con la opción de poderse desmontar para utilizarla nuevamente como andas.

En las esquinas lleva cuatro faroles de madera también tallados.

Frente al trono, lleva una cruz desnuda con un antiguo sudario restaurado, anteriormente, perteneciente al conjunto escultórico del paso de Nuestra Señora de las Angustias,  todo él bordado con hilo rígido de oro. Una pieza única. Con esta cruz desnuda, la representación del dolor de la Virgen en el momento en que la arrancan a su hijo, ya muerto, de entre sus brazos con su mirada perdida en el cielo, queda perfectamente plasmada en la “Procesión del Silencio” del Viernes Santo, único día en el que sale esta carroza.

ANDAS DE LA VIRGEN DEL MAYOR DOLOR.

También disponemos de unas terceras andas metálicas, con el único motivo de cuatro cruces en sus laterales, con cuatro faroles, que van alumbrado a la imagen, y el escudo de cada cofradía.

En ellas procesiona, nuestra Señora del Mayor Dolor, la noche del jueves santo, en la procesión de la vera cruz, único desfile procesional, en que todas las imágenes, son sacadas a hombros y con todas las andas iguales.