CAPILLA

CAPILLA DE NTRA. SRA. DE LAS ANGUSTIAS
Sede canónica y social de la Archicofradía de Nuestra Señora de las Angustias.

Vinculada a la iglesia Colegial desde el siglo XVI, su construcción se inició por el arquitecto Andrés Gómez entre los años 1626 y 1636.

En el momento en el que se construye, el núcleo fundamental tiene estructura de nave única con forma rectangular y con acceso desde un arco de la colegiata.

En el año 1738 sufriría una gran transformación hasta quedar tal y como la conocemos. Una inscripción recorre a línea de imposta de la cúpula donde se puede leer:

“A MAYOR GLORIA DE DIOS NUESTRO Y DE MARÍA SANTÍSIMA DE LAS ANGUSTIAS SE HIZO ESTA CAPILLA A EXPENSAS DE LOS MAYORDOMOS DE SU COFRADÍA DEVOTOS Y VECINOS DE ESTA VILLA; SIENDO COMISAROS LOS SEÑORES MARQUES DE TEJADA Y DON MANUEL MONTALVO. EMPEZÓSE EN 30 DE ABRIL DE 1738 Y SE ACABÓ EN 30 DE SEPTIEMBRE DE 1741”.

A lo largo de los siglos se han realizado varias restauraciones junto con el resto modificaciones en cuanto a su suelo y puerta de entrada. En la actualidad su puerta trasera de madera, esta inutilizada y se accede a la capilla a través de la puerta original. Hoy acristalada.

La sacristía se amplió para convertirla en una cochera para la carroza de “Las Angustias”.

Se diseñó con las medidas necesarias para que esta pudiera salir sin problemas por sus puertas. (Tanto la de la sacristía, como la de madera de la entrada).

La obra de arquitectura fue rematada en 1746.

La nave rectangular de la capilla se cubre con una bóveda de cañón dividida en tres tramos con lunetos y ornamentos de yeserías planas.

La nave remata en el cuerpo octogonal de la cabecera, coronada por una cúpula semiesférica que se apoya sobre un tambor en que se abren ventanales. Todo se adorna con profundos trabajos de yesería.

Se atribuye su construcción al arquitecto medinense José Castander Uceta, que se manda enterrar en la misma capilla.

El retablo mayor, enteramente en tonos Dorados, alberga desde 1749, que fue colocada definitivamente, la Virgen de las Angustias, flanqueada por San Hermenegildo y San Fernando.

En la parte superior San José. La puerta del sagrario representa la piedad, que se puede fechar a finales del siglo XVII.

La imagen de la Virgen de las Angustias fue entronizada en esta capilla el 3 de septiembre de 1749,  celebrando una serie de solemnidades y festejos propios para tal evento.

3

En el retablo de lado de la epístola lado derecho de la capilla, se encuentra Nuestra madre Santísima de la Soledad, (en su origenperteneciente a la Archicofradía) figura procesional, junto a San Juan y Santa María Magdalena, dos esculturas de bulto de origen procesional de la segunda mitad del siglo XVII. En la parte alta la Virgen del Pilar y dos lienzos que ilustran la infancia de Cristo su nacimiento y las disputas con los doctores del tempo.

En el lado del evangelio, lado izquierdo de la capilla, se encuentra Nuestro Padre Jesús Nazareno de las Angustias, (originalmente pertenece también a la Archicofradía) figura procesional, flanqueada por dos figuras pertenecientes a un calvario.

En la parte superior un relieve en que la imagen de la virgen aparece sobre un cazador que dispara una serpiente y dos lienzos que ilustran la huida de Egipto y la presentación en el templo. 

A los pies se halla el coro, con un singular órgano realizado por Juan Francisco de Toledo en 1.751.

A lado de la puerta de madera, por donde se accede al coro, se encuentra un cuadro con la representación de la piedad de las Angustias, antiguamente situado en la sacristía.

En el lateral derecho de la capilla se encuentra un oleo sobre tabla representando a la Virgen de la Piedad.
E
n el año 2018, ha sido restaurado gracias a la asociación de mujeres en igualdad, y siendo pieza destacada del museo de la ferias durante dos meses consecutivos.

Otro elemento del patrimonio mueble de la Archicofradía de las Angustias aparecen dispersos por las diferentes estancias del templo colegial, gracias a una vinculación que ha permitido su supervivencia. Entre ellos queremos destacar aquellos que resulten más significativos como en la propia nave de la capilla, una discreta Piedad pintada óleo sobre tabla, en los últimos años del siglo XVI, testimonia la entrada de un exvoto a la Virgen de las Angustias, que podemos identificar gracias a las crónicas locales.

Óleo sobre tabla antes y después de su restauración

Sobre el techo de la capilla, tanto a la antigua entrada, por la puerta de madera, como en las zonas desde donde están situadas, las lámparas, siempre figura el escudo de la Archicofradía, recordando en todo momento su propiedad.

Por parte de la Archicofradia y corriendo con los gastos correspondientes se llevan a cabo varias restauraciones: en 1.994 se sanea y se pinta la sacristía.

En 1.995 se repone la antigua, puerta de madera.

En 1.997 se ponen verjas, a las ventanas de la sacristía, para evitar que los cristales de las ventanas se rompan, con tanta facilidad.

En 2.014 y de manos de su párroco actual, D. Jesús Rodolfo García Rodríguez, se han restaurado varias grietas, pintado las paredes y techo y cambiado completamente la iluminación.

Está en proyecto la instalación de un zócalo de madera para evitar la humedad, el cambio del suelo que ahora es de terrazo por otro de madera y la reapertura de la puerta del fondo. Todo depende de las donaciones de Patrimonio, organismos oficiales y parroquianos.